Make your own free website on Tripod.com
LIBERTAD LAMARQUE        |   home 
Dedicatoria   |   Perfil   |   BIOGRAFIA   |   Filmografía   |   Discografía   |   Teatro   |   Galería   |   Enlaces
BIOGRAFIA
Por M. Omar Martínez
2012

Aunque no se encuentra físicamente entre nosotros, Libertad Lamarque se mantiene como un símbolo de talento, simpatía y permanencia. Millares de personas en todo el mundo, y muy especialmente en América Latina, la recordarán siempre por el impacto que tuvo en la música popular, en el cine, teatro, radio y televisión. Sus grabaciones están en constante reedición y sus películas se exhiben a menudo en la televisión y en festivales de cine,  aparte de editarse en los formatos de video mas actuales.

 La carrera de Libertad Lamarque ha sido tan especial y duradera que difícilmente otro artista pueda igualarla y mucho menos superarla. Nacida en Rosario de Santa Fé, Argentina el 24 de noviembre de 1908, su actividad artística comenzó pronto y se extendió durante casi todo el
siglo XX.  Sus padres fueron Don Gaudencio Lamarque, un inmigrante uruguayo de origen francés y Doña Josefa Bousa, inmigrante gallega que anteriormente había estado casada con un paisano de nombre Pedro Quintela y con el cual había procreado siete hijos.  Al enviudar, Josefa conoció a Gaudencio y contrajeron nupcias siendo Libertad la única hija de ese matrimonio y la más pequeña de la familia.

Desde muy niña demostró aptitud para recitar poemas en funciones escolares y en eventos organizados por su padre que era de profesión hojatalero pero ejercía un gran liderazgo en las causas sociales de la época.  Después de varios años actuando a nivel amateur en dramas y sainetes, se le presentó en 1922 la oportunidad de debutar como profesional  en la obra Madre Tierra.  Desde ese año  Libertad actúa como damita joven en los cuadros filodramáticos organizados por directores como Eduardo Ricard, Sócrates y otros. En uno de esos cuadros impresiona al influyente director José Constanzo quien se la lleva de gira por provincias y más tarde a Buenos Aires.
La Novia de América
Libertad con cinco añitos
En 1926 Libertad y su familia deciden transladarse definitivamente a la capital argentina en busca de mejores oportunidades.  La joven actriz logra unirse al elenco del prestigioso Teatro Nacional  y debuta el 11 de marzo en La Muchacha de Montmatre donde se destacó a pesar de las limitaciones de su papel.  Pronto el maestro Salvador Merico, director musical del Nacional, descubrió sus dotes de cancionista y en la obra Los Hombres de la Rivera  la hizo cantar Tanita de la proa vestida de marinerito junto a Olinda Bozán.  En mayo de ese mismo año Libertad participa en un fin de fiesta donde  interpreta por primera vez en público un tango. Se trata de Mocosita y su interpretación tuvo tal impacto que RCA Victor la contrató para que realizara sus primeras grabaciones. El acontecimiento tuvo lugar el 8 de septiembre cuando Libertad grabó los temas Gaucho Sol y Chilenito comenzando una de las carreras discográficas más prolíferas de la historia.  Libertad Lamarque se mantendría como estrella exclusiva de ese mismo sello hasta el final de su vida, un caso insólito de éxito, permanencia y lealtad.

Con la difusión de sus discos, la fama de Libertad se extendió rápidamente por toda la república argentina. Comenzó a alternar sus actuaciones en el teatro con presentaciones en la radio donde llegó a ser altamente cotizada.  En el ámbito personal la joven encontró el primer amor en Emilio Romero que trabajaba como apuntador en el Nacional. A pesar de que la reputación del pretendiente no era muy buena, Libertad se casó con Romero a finales de 1927 y el 18 de noviembre de 1928 dio a luz a una niña a quien llamaron Mirtha.  Libertad todavía no había cumplido los 20 años y la dicha de ser madre le  impidió por un tiempo aceptar el fracaso de un matrimonio que se desgastaba rápidamente.
Después de obtener un gran éxito en 1929 con la obra El Conventillo de la Paloma  la joven rosarina aparece en la película silente Adios Argentina que no representó mucho entonces pero sugirió la posibilidad de una carrera cinematográfica. Tardaría varios años en llegar su entrada formal en el cine pero antes, en 1931, durante una función benéfica en el Teatro Colón, fue proclamada Reina del tango al interpretar dos tangos emblemáticos, La cumparsita y Taconeando.  En esa gran gala participaron casi todas las cantantes de tango  populares en aquella época, pero el público eligió a Libertad para que llevara por siempre ese hermoso título. Un año después se la proclamó Reina de la radio, tambien por voto popular.

En 1933 Luis César Amadori la escoge para protagonizar el film Tango, una de las primeras películas sonoras filmadas en Argentina con la participación de Luis Sandrini, Tita Merello, Azucena Maizani, Mercedes Simone, Pepe Arias y un largo etcétera de los mejores actores, cantantes y músicos del momento. El estreno de Tango fué todo un acontecimiento y los críticos le auguraron a Libertad un "exitoso porvenir" en el cine musical. No se equivocaron porque aunque la artista continuaba triunfado en el teatro pudo incorporarse a la industria fílmica y protagonizar varias películas de gran impacto popular como  Ayúdame a vivir (1936), Besos Brujos (1937) y Madreselva (1938).  Esos films y los que siguieron consagraron a Libertad Lamarque como la reina absoluta del cine, no solo en Argentina sino en toda América Latina. Los tangos y canciones que interpreta en esas cintas se convierten en notables éxitos discográficos y se mantendrían en el repertorio de Libertad durante toda su vida.

A pesar de todos lo éxitos y de una carrera imparable, la década del 30 resultó difícil para Libertad a nivel personal.   Su esposo la maltrataba sistemáticamente llevándola a una crisis nerviosa que la movió a un intento de suicidio en Santiago de Chile. Decidida a terminar con Romero le comunica que quiere divorciarse pero el abusivo esposo se niega y en venganza lleva a la pequeña Mirtha a Montevideo lejos de su madre. Desesperada, Libertad se lanza al rescate de su hija contratando un avión privado que aterriza en la capital uruguaya y después le sirve para fugarse con la niña a Buenos Aires.  
Libertad dispuesta a conquistar
 Buenos Aires
Libertad y su padre de gira por las provincias argentinas

"Los Hombres de la Rivera" (1926)
Proclamada reina de la radio
En el film silente "Adios Argentina" (1930)
Aclamada reina del tango
(1931)

Reina del cine...

Creando una leyenda
cinematográfoca...

Libertad y su hija Mirtha, inseparables...

Tener a Mirtha a su lado la tranquilizó y motivó para empezar una nueva vida. Llevaba varios años trabajando con el músico Alfredo Malerba y lo que comenzó como una relación profesional se convirtió con el tiempo en un sincero cariño.  Sin embargo la pareja no podía unir sus vidas legalmente ya que el esposo de Libertad le negaba el divorcio.  El final de esta triste historia vino en 1945 con el fallecimiento de Romero y ese mismo año la pareja Lamarque-Malerba contrajo matrimonio en Montevideo.  Para entonces la fama de Libertad gracias a sus películas y a sus discos había llegado a todos los rincones del hemisferio desde donde se la reclamaba para cantar en directo.

En 1946 Libertad con Malerba a su lado comienza su primera gran gira internacional. Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México son impactados por el talento y la simpatía de Libertad que aparte de cantar sus grandes éxitos incorpora canciones y ritmos de los paises que visita. El éxito es multutudinario e inenarrable y la gira se extendió a todo Centroamérica.  El público no solamente abarrotaba los teatros donde se presentaba sino que la seguía a todas partes y montaba guardia en las inmediaciones de los hoteles donde se hospedaba.
 Era una reacción espontánea que no tuvo nada que ver con campañas publicitarias millonarias como las que se acostumbran en nuestros tiempos.  En Cuba un periodista destacó el fenómeno refiriéndose a Libertad Lamarque como "la novia de América," un epíteto que  describió con exactitud el cariño y la relación establecida con los pueblos hispanoamericanos.  México aprovechó la visita de Libertad para que protagonizara, bajo la dirección de Luis Buñuel, la película Gran Casino (1946) junto a Jorge Negrete y los productores mexicanos le propusieron otros proyectos para que continuara en ese país.  A pesar de las tentadoras ofertas, Libertad extrañaba a su hija y a toda su familia por lo que decidió regresar a Buenos Aires después de un año de ausencia.  

La alegría del regreso fue empañada por una extraña y disparatada situación. Las películas de Libertad estaban prohibidas, sus discos no se escuchaban en la radio y su nombre no podía mencionarse en los medios de comunicación.  Estaba vetada en su propio país y rumores apuntaban a los inquilinos de la Casa Rosada como responsables. Sin comprender los motivos de la censura, Libertad y Malerba deciden lanzarse nuevamente por los caminos de América al negárseles el trabajo en la República Argentina.   Cabe destacar que durante todo el tiempo que estuvieron alejados de su querido país, ni Libertad ni su esposo hicieron declaración alguna sobre los motivos que les impulsaron a abandonar Argentina, a pesar de la insistencia de periodistas y gacetilleros.  En ningún momento se quejaron ni hablaron mal del gobierno argentino presidido entonces por Juan Domingo Perón y su esposa Eva.  Quizás debido a ese silencio inmutable, se creó la célebre leyenda de "la cachetada" que, según el ficticio relato, había propinado Libertad a Eva durante el rodaje de La cabalgata del circo (1945).  
Malerba y Lamarque de viaje...
Eva Duarte y Libertad en "La Cabalgata del Circo"

México la hizo suya...
México recibe a Libertad Lamarque con los brazos abiertos y la artista se establece en la capital azteca incorporánose de inmediato a la industria cinematográfica mexicana.  Comenzando con Soledad (1947)
Libertad se convierte en la actriz mas taquillera del cine azteca.  Desde México se desplaza a cantar en otros paises como Colombia donde logra convocar a mas de 50.000 personas en el anfiteatro natural  La media torta en las afueras de Bogotá. Desde ese momento, Libertad combina la actividad cinematográfica con la grabación de discos y presentaciones personales en todo el continente tanto en teatros como en emisoras de radio. Al llegar la televisión, la carrera de Libertad adquiere una nueva dimensión participando tanto en programas musicales como en telenovelas.  Se mantendría como la novia de América, mimada por los públicos, por mas de 50 años sin interrupción, un logro difícil de duplicar y mucho menos superar.

Su primera película mexicana
Rumbeando en Cuba
Otro film emblemático de Liber
Ver la 2ª parte de la Biografía...


Volver arriba